Estás leyendo
William Vivanco y la magia que no cesa

William Vivanco y la magia que no cesa

  • ¡Hay cimarrón pa´rato!

William Vivanco vive en un permanente proceso de evolución creativa, pero su esencia cimarrona sigue intacta. Después de viajar medio mundo con su guitarra a cuestas (Suiza, Francia, México, Brasil, Japón), presto a aprehender cuanto conocimiento sea útil para seguir creando, este joven santiaguero aprovecha casi cualquier motivo para mezclar ritmos diversos y crear joyas musicales para el disfrute del público.

William Vivanco vive en un permanente proceso de evolución creativa, pero su esencia cimarrona sigue intacta.
Vivanco no para de pensar en crear más.
Foto por andapublicitaria

 «Intento aprovechar estos meses de aislamiento para poner en orden las ideas, pues el silencio y la soledad resultan buenos aliados para componer. Tengo varias canciones a medias que pienso incluir en un próximo disco y recientemente presenté mi primera producción independiente, Trece con Magia (2020)», asegura a Mace’s el artista, cuya propuesta discográfica produjo bajo el sello Puntilla Music.

El material, desde su estreno en octubre pasado, circula por las plataformas digitales y contiene trece temas que suponen una bocanada de aire fresco para la obra de Vivanco, pues «tardé nueve años para hacer un nuevo disco, porque quería autoproducir mi música».

William Vivanco vive en un permanente proceso de evolución creativa, pero su esencia cimarrona sigue intacta.
El Cimarrón cubano aún tiene mucho que ofrecer a su público.
Foto por andapublicitaria

Las creaciones de este intérprete con alma de juglar, destacan por su complejidad armónica y por lo arriesgado de ciertas composiciones como Café, donde el artista cuenta que se atrevió a romper la estructura de la clave cubana y tuvo un resultado novedoso, capaz de sorprender al público.

Desde el Palo Haitiano, la Samba, el Danzón, el Changüí o el Mozambique, mezclados con el Reggae o el Charleston, Trece con Magia es el resultado de una búsqueda cultural que recorre el mundo a través de ritmos muy característicos de culturas que desembocan en la Mayor de las Antillas.

A este viaje se suman artistas de la talla de Israel Rojas, William Roblejo, David Torrens, Ethiel Failde o José Luis Cortez “El Tosco”, quienes junto a Vivanco defienden un repertorio concebido «para que la gente goce».

William Vivanco vive en un permanente proceso de evolución creativa, pero su esencia cimarrona sigue intacta.
William Vivanco captado por el lente de @valderramaz.ph.
Foto cortesía del autor Pepe Valderrama

Con sus primeras producciones discográficas – Lo tengo to’ pensao (Bis Muisc, 2002); La isla milagrosa (EGREM, 2006); El mundo está cambia’o (Bis Music, 2010)- este joven forjó un estilo propio. Logró que sus composiciones y la puesta en escena tributasen a la mixtura y el cimarronaje que componen la cultura cubana. Y aún queda mucho camino por recorrer.

«Me queda un montón de ritmos con los que jugar y crear, desde el Sucu-Sucu hasta la Chacarera argentina. Ese trabajo de exploración me encanta, pues yo no soy músico de escuela; aprendí a tocar la guitarra en la calle, preguntando e interesándome por la música que escuchaba a mi alrededor», comenta el compositor, cuya forma de ver la música está influenciada por los carnavales santiagueros en el barrio donde se crio.

Vea También

A esa sabrosura oriental luego se sumaría el gusto por las canciones de Michael Jackson, el jazz, el funk y la influencia de los Gypsi Kings y la música española, «porque en Santiago muchos socios hacían música gitana». Luego vendrían los viajes al exterior y el contacto directo con las sonoridades del World Music y otras culturas que «me volvieron loco, pero también me hicieron valorar más la música que producimos los cubanos».

William Vivanco vive en un permanente proceso de evolución creativa, pero su esencia cimarrona sigue intacta.
Definitivamente hay William Vivanco pa´ rato.
Foto por andapublicitaria

El autor de canciones como Cimarrón o Barrio Barroco, echa de menos el contacto directo con su público, aunque las redes sociales –confiesa que ha tenido que aprender a desenvolverse en esos nuevos escenarios- le han permitido no perder el vínculo con sus seguidores. Así, ha presentado varios videoclips de algunos temas de Trece con Magia, como Tu Danzón, Bailarina o Palo Haitiano. También ha generado contenido audiovisual para encuentros virtuales como el Beaches Jazz Festival en Toronto, Canadá.

William Vivanco no sabe hasta cuándo los escenarios virtuales serán su única ventana para saludar a su público, pero es consciente de que cada vez prefiere más «hacer música para divertir a la gente y hacerla pensar un poco, darle alguna que otra idea sabrosa, espiritual y de amor, mezclado con buen ritmo».

¿Qué crees?
Cool
7
LOL
0
Me encanta
9
Meh
0
Nice
3
OMG
1
Saaa
0
Ups!!
0

Mace´s La Revista no se hace responsable por la opinión de sus autores

© 2021 Mace´s La Revista. Todos los Derechos Reservados

 

Volver A Inicio