Estás leyendo
La Escondida Habana: «un oasis en el corazón de Centro Habana»

La Escondida Habana: «un oasis en el corazón de Centro Habana»

  • ¡Vas a querer ir no más acabe la cuarentena!

Hoy te sugerimos La Escondida Habana. A lo largo de estos meses, seguramente has pensado en aquellos sitios a los que irás cuando puedas reunirte con amigos en entrañables celebraciones y largas charlas de sobremesa. Tal vez, hasta tengas una lista preparada con algún nombre.

Fruto del talento emprendedor del medallista olímpico Dayron Robles y su familia, el restaurante ubicado en el municipio Centro Habana, en Escobar #264, ha aprovechado el año pandémico para renovarse. El objetivo es edificar una propuesta más atractiva para el público y que su reencuentro con las exquisitas ofertas de La Escondida… sea más placentero.

Dayron Robles a veces toma la acción en sus manos en la cocina de «La Escondida Habana». Foto vía @laescondidahabana

Con un servicio a la carta, donde se ofrece un amplio abanico de la gastronomía cubana e internacional, la especialidad de la casa es el chilindrón de cordero en salsa de vino tinto y romero. Esta receta figura como centro de las ofertas que incluyen otro tipo de carnes, pescados, mariscos y ensaladas, acompañadas de interpretaciones originales de la coctelería nacional y foránea.

El lechoncito mamón es otro de los platos más solicitados en este restaurante, donde a veces es posible acudir para disfrutar de algún partido de fútbol, e incluso, encontrarse con alguna gloria deportiva de nuestro país. Es uno de esos emprendimientos que no podíamos esperar para recomendarte.

No se trata de un sitio pretencioso, pues La Escondida… apuesta por la sencillez, aunque con un toque bastante particular: la frescura del romero, presente en muchos de sus platos, contrasta a la perfección con los tonos claros -verdes y blancos- de las paredes del local.

«Somos un oasis en el corazón de Centro Habana», es una premisa que defiende el equipo comandado por Dayron Robles, anfitrión de una experiencia capaz de ofrecer una bocanada de aire fresco al visitante, en pleno bullicio de la urbe capitalina.

Vea También

Y si de vivir la experiencia se trata, es posible imaginarse sentado junto a una de las mesas del exterior, bajo la sombra de los helechos, mientras degustamos un menú estrella de la casa: de primero una crema de malanga con tierra de chicharrones y romero, seguido de un solomillo de cerdo a baja temperatura, pasado por tierra de jamón serrano y salsa de champiñones, acompañado de un suculento vino tinto.

Para cerrar, un delicioso helado de mojito: simplemente excepcional. Luego de semejante degustación se torna muy placentero el paseo por las calles de Centro Habana y es que en La Escondida Habana los placeres están a la orden del día.

¿Qué crees?
Cool
3
LOL
2
Me encanta
2
Meh
0
Nice
3
OMG
2
Saaa
0
Ups!!
0

Mace´s La Revista no se hace responsable por la opinión de sus autores

© 2021 Mace´s La Revista. Todos los Derechos Reservados

 

Volver A Inicio